jueves, 24 de enero de 2008

V de Vendetta; de David Lloyd y Alan Moore

O también V de Venganza. Alan Moore y David Lloyd crearon una obra cuya insignia es la idea de anarquía. La idea total y poética de anarquía y libertad. Moore no necesita mucha presentación, ha sido guionista de obras tan importantes para el comic como Watchmen (1986-1987), Swamp Thing (1984-1987) o From Hell (1989-1999) además de V de Vendetta (1983-1987). Lloyd es conocido, sobre todo, por su trabajo en V de Vendetta, aunque también ha dibujado en Hellblazer (junto a Grant Morrison y Jamie Delano) o Global Frequency (con Warren Ellis).

La historia de V de Vendetta parte de la historia de Guy Fawkes, un conspirador que en 1605 quiso volar el parlamento inglés. Dado que fué capturado el 5 de Noviembre de aquel año, desde entonces se celebran todos los 5 de Noviembre "La noche de las hogueras" donde se simula la quema de Guy Fawkes. El personaje de V, el héroe anarquista enmascarado, está basado punto por punto en las imágenes que se tienen de Fawkes: Su sombrero, su atuendo, su barba y su... rostro. Pero no sólo en su aspecto, pues V, repite el afán conspirador de 1605, pero ésta vez a finales del siglo XX, en una distópica sociedad gobernada por una política totalitaria y fascistoide. Moore comentaría después que quiso que en la obra quedasen conceptos e ideas reflejadas como en: Orwell, Huxley, "Teatro de sangre" y "Dr Phibes" con Vincent Price, Fahrenheit 451, "Europa después de las lluvias" de Max Ernst, "El prisionero", Thomas Pynchon... etc.

La relectura de éste comic [Enorme, gigantesco] era imprescindible. Y tras ésta última lectura puedo entrever características de las que no era consciente cuando lo leí por vez primera. La que más me ha llamado la atención es la influencia teatral en la obra. Las primeras palabras de V están extraídas de, ni más ni menos, Macbeth de William Shakespeare, representada por vez primera, precisamente, sobre 1606. Pero hay más, pues se puede considerar la "Galería en la sombra" como el espacio tras las bambalinas, y la ciudad de Londres como un enorme escenario. Además diversas partes del comic están pensadas como si fuesen una obra teatral: Los tres libros o "actos" en los que está dividido o las disquisiciones y citas de V son gran ejemplo de ello:

"...Pero caen los utensilios y el decorado, y el reparto por la mismísima obra es devorado", "En la sesión matinal hay un asesino, hay cadáveres en las butacas y en los pasillos", "...Espectadores y actores no saben si el espectáculo ya terminó, y esperan su pie entre bambalinas...", "...Pero la máscara sólo les ofrece una sonrisa"

Otro símbolo teatral es el de la máscara. Una máscara que no esconde un rostro, sino una idea, una idea que es lo que realmente se quiere hacer llegar al público, pues el actor es sólo un medio para la idea:

"Debajo de esta máscara hay más que carne, debajo de esta máscara hay una idea... y las ideas son a prueba de balas."

Tras éstas disquisiciones, diré, que éstas analogías teatrales tal vez hayan sido derivadas de mi obsesiva lectura de teatro que desde hace un mes me atenaza, y eso es posible que haya influído un poquito (pero solo un poco).

Impagables algunas páginas, como por ejemplo, las que representan una entrevista entre V y la estatua de la Justicia, donde V le echa en cara haberse acostado con "otro". Y termina haciéndola estallar con una bomba y diciendo "Las llamas de la libertad. Qué hermosas. Qué justas. Ahh, mi preciosa anarquía", "Oh, belleza, hasta ahora no te conocía".

Una obra total de arte.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un comic sensacional.

He pensado estos días en él debido a mis lecturas de Los archivos de Superman en Action Comics.

Quien iba a pensar que el bueno delo enmascarado de Vendetta había tenido un antecesor.

Sí, el Superman de los inicios. Ese mismo que echa abajo todo un barrio pobre para que el gobierno se vea en la obligación de reconstruirlo con viviendas decentes, por ejemplo. Todo un descubrimiento.

No dejes de prestarle atención si tienes oportunidad. Es un Superman supermacarra que se las pasa más tiempo esquivando los disparos de la policía que ayudándolos, jeje.

Saludos: Llosef.

señor tascoigne dijo...

Jejeje. Pues habrá que echarle un vistazo.

Además creo que he visto alguno por la biblioteca, y me llamaba la atención (Me encanta ese aire retro).

¡Otro más para mi imposible lista de lecturas pendientes!

Un saludillo!